Perro PitBull mata a su dueño en barrio Dominicano del Bronx

Hola, ¿qué tal?

NUEVA YORK.- Una escena caótica y espantosa se desarrolló durante el fin de semana cuando un hombre de 41 años, no identificado por las autoridades, murió por las múltiples y profundas mordidas del perro Pitbull que tenía como mascota.

Esto sucedió en el 1210 de la calle Simpson, entre las calles Freeman y Home, a una esquina de Southern Blvd, en El Bronx, área por donde residen cientos de familias dominicanas.

Ante una llamada al 911 la policía acudió al lugar y al llegar, el canino, llamado Max, tenía a su dueño sujetado por el cuello y sangre por doquier al arrastrar el cadáver en el interior del apartamento.

Los agentes tuvieron que hacerle varios disparos al feroz animal, matándolo al instante, luego trasladaron la víctima al hospital, pero llegó muerto, se informó.

Esta raza es fuerte, seguro de sí mismo, valiente y agresivo. En las últimas décadas han matado cientos de personas alrededor del mundo. Su mordida tiene una presión entre mil a mil quinientos kilogramos, mientras la de un ser humano es de 30.

Durante el siglo XVlll y XlX el deporte de peleas de Pitbull contra toros en Inglaterra estaba en su máximo apogeo y estos perros fueron criados para sobresalir en esta faena. También fue utilizado por cazadores para capturar presas, y por los carniceros y granjeros para dominar y controlar ganados ingobernables.

El Pitbull fue introducido a EUA en el siglo XlX por inmigrantes británicos e irlandeses y es utilizado para peleas clandestinas con grandes sumas de dinero por el medio. En la actualidad, en más de 200 condados del territorio estadounidense esta raza está prohibida.

En España es considerada una raza potencialmente peligrosa y para tener uno hay que sacar una licencia y se exige poseer un seguro de responsabilidad civil a terceros, además, usar bozal y correa al pasearlo, al igual que en Colombia y Chile.

En la república de Malta, ubicada entre Sicilia y la costa de África del Norte, es ilegal uno de estos animales, si son introducidos, la persona responsable es juzgada y los perros atrapados y sacrificados.

En Australia han prohibido su importación y se requiere la castración en un intento para eliminar lentamente la población existente.

En Venezuela, a partir del 2010, cada ejemplar deberá ser registrado y permanecer en cautividad.

En Reino Unido, Brasil, Ecuador, Malasia, Nueva Zelanda, Puerto Rico, Singapur, Trinidad y Tobago, Dinamarca, Israel, Ontario-Canadá, Francia, Alemania, Noruega, Polonia, Portugal, Rumania, México, Suiza y Turquía han promulgado leyes que van desde prohibiciones absolutas hasta restricciones y condiciones de propiedad. Su esperanza de vida es de 12 a 17 años.

Dominicanos en la Gran Manzana han venido solicitando, luego que en este año y sin razón justificadas, niños, adultos y envejecientes en la RD han resultado con graves mordeduras por estos feroces perros, aprobar el proyecto de ley sometido en abril 2021 por la diputada del PLD, Ana María Peña, para controlar la presencia de 11 razas de caninos considerados peligrosos, entre ellos el Pitbull.

Hasta la próxima amigos